MESOPUNTURA

O con roller, o meso pen, la mesopuntura es la penetración

de principio activo en la piel.

 

Se trata de una nueva técnica que une la acupuntura y la mesoterapia. La mesopuntura se ha convertido en uno de los mejores métodos no solo para adelgazar, también para combatir la celulitis.  Indicado para adiposidades localizadas, flacidez, circulación, vitaminas en la piel.

 

“Diseñamos el mejor coctel para tus necesidades”.

  ¿Quieres saber cómo funciona?

 

Aunque su aplicación como método de adelgazamiento y forma de combatir los cúmulos grasos que originan la celulitis es novedosa, la mesopuntura es una técnica consolidada en el campo terapéutico, para tratar eficazmente distintos trastornos y dolencias.

 

Su propio nombre lo indica. Es la unión de la mesoterapia y la acupuntura, una magnífica fusión entre la medicina tradicional china y la más moderna tecnología aplicada a la estética.

 

Ambas terapias tienen en común el uso de agujas. En el caso de la acupuntura, por medio de ellas se intenta alcanzar y activar determinados puntos energéticos del organismo, mientras que la mesoterapia, las utiliza para conseguir que penetren, bajo la piel, sustancias beneficiosas (fármacos, complejos vitamínicos, extractos vegetales de gran poder adelgazante...) que ayuden a tratar problemas específicos o que contribuyan a la mejora del estado físico general.

 

 

 ¿Por qué no unir las ventajas de ambas terapias?

La mesopuntura es el resultado de esta reflexión y, actualmente, es uno de los métodos a tener en cuenta como tratamiento eficaz para luchar contra los excedentes de líquidos, toxinas y lípidos que, en un determinado momento, pueden provocar problemas de sobrepeso y celulitis.

 

Para realizar las sesiones de mesopuntura se utilizan las agujas BMN, ultrafinas, como las que se emplean en acupuntura, pero “rellenables” es decir, cumplen una doble función: se fijan en puntos energéticos específicos pero, además, sirven para inyectar los compuestos adelgazantes que lucharán, de manera efectiva, contra las grasas.

 

En definitiva, se trata de aprovechar la energía corporal en beneficio propio, “despertando”, mediante las agujas estratégicamente colocadas, los puntos claves de nuestro cuerpo que concentran esa energía necesaria para poner a trabajar y sacar el máximo partido a los principios activos que el organismo acaba de recibir mediante una inyección subcutánea.

 

La mesoterapia basa su éxito en la efectividad demostrada que tienen las inyecciones transdérmicas para tratar las más variadas dolencias, pero no tiene en cuenta dónde se ponen esas inyecciones. La acupuntura ha venido a indicarle el lugar donde esas sustancias resultan aún más efectivas teniendo en cuenta el propio “mapa” energético del organismo.

 

A nivel práctico, la mesopuntura es un tratamiento indoloro, no invasivo que ayuda a eliminar la grasa sobrante del tejido adiposo subcutáneo de manera progresiva. Naturalmente, el número de sesiones dependerá de la zona a tratar (y de la cantidad de grasa acumulada). En cada una de ellas, el/la profesional aplicará las agujas en el punto exacto donde resulten más efectivas, dejando que el metal de la aguja haga su efecto a nivel energético y realizando la posterior inyección de las sustancias adelgazantes.

 

Como complemento a la terapia, procederá a realizar un masaje en profundidad que ayude a la correcta distribución de los principios activos inyectados, cuyo fin último es diluir la grasa acumulada e inducir a su progresiva expulsión con la ayuda de la energía corporal “activada”.

 

Siguenos en: